Video Relato

Estimados lectores

puedes hacer tu donación en: . DONACION DE 2 DOLARES
DONACIÓN LIBRE

Embarazada de otro

.

EMBARAZADA DE OTRO.

Conocí a mi esposa, cuando yo trabaja de mantenimiento en un hotel y ella era recepcionista, duramos 2 años de novios. Antes de casarnos.

Cuando nos casamos, su familia no estaba de acuerdo que ella se casara conmigo, por que decían que no le convenía, que ella tenía estudios y yo no, pero al final acepto casarme conmigo.

Mientras fuimos novios nunca dejo que me propasara con ella, siempre se dio a respetar.La primera noche que estuvimos solos, me alegre de saber que fui el primer hombre en su vida।

Los dos seguimos trabajando, para salir adelante con nuestro matrimonio, con la única diferencia que yo me cambie de trabajo.

Gracias a un amigo entre a trabajar a una empresa repartidora de pan (Bimbo) como vendedor, al principio no me iba muy bien pero después de 4 meses logre por fin estabilizarme económicamente.

Al principio de nuestro matrimonio vivimos en casa de mis suegros.

Una vez que logre ganar más dinero nos fuimos a rentar solos.

Paso cerca de un año y mi mujer me comento una noche que era tiempo de que ella se embarazara, por mas empeño que le pusimos al asunto para que ella quedara preñada, no pasaba nada y sus padres comenzaban con el cuento de que cuando les daría un nieto que ya estaban grandes y soñaban con cargar al nieto prometido.

Como vimos que no pasó nada fuimos al doctor y nos mando a realizar exámenes médicos. Cuando el doctor nos mando llamar nos dijo que mi mujer estaba físicamente apta para ser madre y que no contaba con ningún impedimento físico que impidiera ser preñada.

Por el contrario cuando, me toco el turno, me miro fijamente y me dijo SR. X

En base a los resultados y análisis hemos concluido que el del problema es usted, su semen no es fértil, hemos analizado las muestras y hemos concluido que usted debió haber tenido un golpe muy fuerte en sus testículos, el cual no se atendió y esto le ha provocado una infertilidad.

Me quede helado con la noticia, no atinaba que decir mi mujer me tomo de la mano y me sujeto fuerte.

Mire al doctor y le pregunte pero hay alguna posibilidad, con algún tratamiento, puede usted someterse a una operación pero no se garantiza nada.

Salimos del hospital, tristes, mi mujer trato de darme ánimos, que visitáramos a otro doctor, así lo hicimos solo para recibir la misma noticia. Era estéril.

Pensamos en la adopción y de hecho intentamos adoptar a un niño pero nos encontramos con numerosos trámites. Le pedí de favor que no le comentara nada a su familia de que yo no podía tener hijos. Así lo hizo jamás comentamos nada.

La noticia de no poder darle un hijo a mi mujer me desanimo y se reflejo en mi trabajo. Mis ventas bajaron, mis clientes comenzaron a quejarse de mi servicio y me castigaron cambiándome de ruta.

Estuve a punto del despido en mi trabajo, me sentía un hombre incompleto, siempre estaba enojado, pasaron dos meses y mi mujer al principio aguanto la situación pero, me hizo saber que podíamos adoptar un bebe y esperar todo el tiempo que fuera necesario cubriendo todos los requisitos. Un día falte al trabajo y un amigo el cual era mi supervisor de ruta me paso a visitar a la casa, cuando toco a la puerta, Salí abrirle, me dijo que casi estaba despedido, que si mi trabajo no me importaba, que si no valoraba lo que tenia y un sin fin de tonterías.PERO LO QUE CAPTO MI ATENCION FUE CUANDO AL FINAL ANTES DE IRSE ME DIJO. SI MI MUJER FUERA TU ESPOSA HASTA DE ALBAÑIL TRABAJARIA CON TAL DE TENERLA COMO UNA REINA NO SE COMO SE FUE A FIJAR EN TI SIENDO TAN BONITA. Y TU TAN DESOBLIGADO.

Me calo hondo lo que me dijo pero no dije nada, al otro día me presente a trabajar.

Me leyeron la cartilla y me la sentenciaron que una falta más y me corrían.

Fue mi amigo al cual voy a llamar Ernesto el que me ayudo para que no me despidieran, nos hicimos grandes amigos, poco a poco me fui recuperando, una idea tenia en mente, si yo no podía preñar a mi mujer, y siendo tan celoso, con el único que podía consentir que estuviera mi mujer y la preñara era con Ernesto mi supervisor.

Pero no sabía como hacerle para que mi idea la aceptara mi mujer.

Comencé a interesarme más por la vida de mi amigo y jefe, era soltero, vivía con su madre la cual era viuda, tenía una novia con la cual había planes de casamiento.

Era sano, jugaba FUT-bool., no era mal parecido y casi éramos iguales en color de piel. Morenos claros los dos. Solo que el era de complexión robusta y alto por lo que se gano el mote de HI-man.Logramos una bonita amistad, el venia a la casa, yo lo invitaba a comer, y también los fines de semana, en ocasiones salíamos a bailar yo con mi mujer y el con su novia.

Una vez estando cogiendo a mi mujer se me ocurrió decirle que me moría de ganas por verla preñada, que si yo no podía hacerlo tenia al hombre que la preñaría.

-- ESTAS LOCO – O BORRACHO MIRA LA ESTUPIDEZ QUE ESTAS DICIENDO.No amor es enserio me muero de ganas por verte panzona y si yo no puedo preñarte, no quiero ser injusto contigo y negarte el derecho a ser madre y seguí cogiendola con fuerza y morbo imaginándome como se vería abierta de piernas, ensartada por la verga de mi amigo Ernesto.

Para no hacer mas largo todo lo que les estoy relatando les diré que pasaron 5 meses en donde todas las noches que cogia con mi mujer insistía en que se dejara coger por mi amigo. Pero nunca le decía el nombre de el.

Por que siempre me decía que parara que no siguiera con esa idea. Que ella jamás aceptaría ser de otro hombre.

Cuando por fin me había dado por vencido y casi olvidado el asunto y me estaba resignando a que adoptáramos a un niño, fue ella la que toco el tema y me dijo – haber dime no mas por curiosidad según tu quien es el tipo que puede preñarme.

No espere mas y se lo solté de boca jarro ERNESTO LE DIJE. ¿QUE ERNESTO TU JEFE, TU AMIGO?

Y PÒR QUE EL.Por que confió en el le conteste, además lo conocemos bien, es sano, limpio, educado, no fuma, no bebe que mas podemos pedir. Y EL SABE DE ESTO.

No le conteste.Y TU CREES QUE EL ACEPTARIA.

No lo se, le conteste, pero podemos intentarlo.

Se quedo callada, no me dijo nada, pero observe que ya no le era tan mala la idea de ser preñada por Ernesto.

Un sábado que pase por ella a su trabajo y nos fuimos al cine, al salir de la función nos fuimos a cenar, una vez sentados en el restauran me tomo de la mano y me dio un beso, se me quedo mirando fijamente.

A lo que yo le conteste que tienes te pasa algo.

- SE ME ACERCO AL OIDO Y ME DIJO, YA LO PENSE BIEN Y SI QUIERO QUEDAR PREÑADA.

ME QUEDE MUDO NO SUPE QUE DECIRLE Y LA BESE.

Como le vas a hacer para que tu jefe y amigo acepte acostarse conmigo o te va dar su semen y yo me lo pongo con una jeringa.

No se aun como le voy hacer le conteste, pero ten la seguridad que vas a quedar preñada de el.

Comencé con la difícil tarea de cómo decirle a mi amigo y jefe.

De que tanto mi mujer como yo queríamos un hijo de el.

No encontraba la forma de cómo abordar el tema. Tarde dos meses para decirle a Ernesto – que el era el elegido para que preñara a mi mujer.

Más de una vez estuve tentado de soltarle de bocajarro la noticia pero tampoco quería perder su amistad.

Al fin de mucho pensarlo le comente a mi mujer que ella seria parte de la seducción de mi jefe y comenzamos con el plan, mi esposa no es una miss universo, pero es bonita tanto de cuerpo como de cara, ni gorda ni flaca.

Comenzamos por que ella se vistiera mas provocativa cuando Ernesto fuera a comer a la casa, con faldas cortas y shorts pegados, llegue incluso a tomarle una fotografía la cual siempre traigo conmigo en el carro de reparto y cuando Ernesto, le tocaba supervisar mi ruta, yo colocaba la fotografía en un lugar visible. Para que el la mirara. Mas de una vez lo cache, mirando la foto, y se tocaba su verga.

Pero nunca me pregunto por que traía esa fotografía de mi mujer pegada en el camión.

Yo sabia que todo mundo decía que yo era muy celoso, y tal vez el por eso jamás toco el tema. Una mañana antes de salir a la ruta le dije oye Ernesto, te invito a comer a la casa, si esta bien me dijo acepto tu invitación.

Ernesto vino con una cámara fotográfica y me pidió permiso para tomarle una fotografía a mi mujer.

Nos fuimos a la recamara, esta vez mire a mi mujer mas excitada que otras veces, comenzó a chuparnos la verga a los dos juntos, mire como Ernesto, comenzó a tocarla, mientras yo la besaba, cuando estuvo lista se acomodo sobre la cama se abrió de piernas, y Ernesto se monto sobre ella comenzando a cogerla, la ensarto de un solo golpe, sin miramientos, hasta clavarla hasta el fondo.

Estuvieron cogiendo cerca de media hora, hasta que mi mujer exploto, en su orgasmo. Y Ernesto la baño con su leche. Esperando que esta misma preñara a mi mujer nuevamente.

Para no hacer mas largo les puedo decir que Ernesto venia dos veces ala semana a la casa a cumplir con su tarea de preñar a mi mujer.

La última noche que estarían juntos.

Mi mujer se acerco a mí y me dijo:

Se que ya estoy embarazada, lo siento como mujer, y quiero darle algo a Ernesto que se que a los hombres los vuelve locos.

A mi no me gusta pero quiero darle ese regalo si tu no te opones.

Pero que le vas a dar le dije yo.

No me contesto, se fue sobre el sillón de la sala se puso boca bajo, se subió la falda y me mostró su culo.

¡Quiero que me de por el culo, es su regalo por haberme preñado.

No le comentes nada quiero ser yo quien se lo de.

Cuando el llego, nos fuimos a la recamara, como siempre lo hacíamos, comenzamos a cogerla entre los dos, hasta que me vine y el hizo lo mismo dentro de ella.

Descansamos cerca de una hora y media los tres desnudos acostados sobre la cama, el jugaba con los vellos del sexo de mi mujer, mientras ella le acariciaba su verga y yo los miraba.

Mi mujer se levanto de la cama, y nosotros nos quedamos acostados.

Amor ven, Ernesto ven tu también por favor, nos llamo a los pocos minutos que salio del cuarto.

La encontramos sobre la sala sentada. Cruzada de piernas.

Tomo a Ernesto de la mano y le comento:

Quiero darte algo que quiero que tomes con mucha delicadeza, para mi como mujer es experimentar algo nuevo, dicen que es doloroso, pero quiero probarlo contigo

.

Le dio la botella de aceite, quiero que tú seas el primer hombre.

En mi vida que me tome por detrás por mi cola.

Ernesto se me quedo mirando, adelante solo atine a decirle ella es la que te lo pide.

Mi mujer camino rumbo a la recamara, cuando llegamos estaba acostada al vernos se coloco de bruces sobre la cama, en cuatro patas, con el culo levantado.

Me quede parado sobre la puerta de la recamara, Ernesto se acerco a ella la tomo de las caderas, comenzo a morderles sus nalgas, meterle la lengua en su vagina desde atrás, le olio el culo, se lo lengüeteo, comenzo a darle lengua, abrió el bote de aceite y se aplico en su manos comenzo a frotarlo en sus nalgas, le aplico en su abertura anal, y con la punta de su lengua le picoteaba el culo.

Estuvo detrás de ella 20 minutos, observe como le metió un dedo, como se lo sacaba y se lo volvía a meter, mi mujer se canso de estar con el culo levantado y se dejo caer sobre la cama boca bajo, Ernesto se acerco ella con sus manos tomo sus nalgas, y se las separo dejando el hoyo de su culo ante su vista, tomo el aceite y le aplico untándolo con sus dedos.

Debo ser sincero y decirles que tenia mi verga parada, jamás en mi vida había tenido la ocasión de ver como se cogian a una mujer por el culo y ahora estaba a solo unos minutos de ver como mi mujer seria sodomizada.

Camine unos pasos para estar cerca de la cama, de hecho me situé a un costado de la cama, mire como Ernesto, tomo a mi mujer de las caderas, la coloco sobre el filo de la cama, con los pies apoyados sobre el piso y su cuerpo doblado sobre la cama.

Comenzó a meter su verga en el culo de mi mujer, hizo varios intentos sin lograr avanzar, mire a mi mujer agitada, mordiendo las sabanas con fuerza cada vez que Ernesto intentaba penetrarla, fue un proceso largo, recuerdo que me acosté sobre la cama cansado de estar parado observando como inútilmente Ernesto trataba de meter su verga en el hoyo del culo de mi esposa tratando de no lastimarla.

Lo intento varias veces y cuando por fin logro que la cabeza de su verga se afianzara dentro del culo de mi esposa, esta comenzó a gritar a quejarse, que le dolía, que la lastimaba, y termino por sacarle su verga.

Comenzó nuevamente, esta vez hizo que mi mujer doblara más la espalda, lo que ocasiono que levanto más el culo, y comenzó a ejercer presión, hasta que por fin logro entra en ella.

Escuhe el grito de mi mujer hayyyyy, comenzó a quejarse, mire su cara, con un gesto de dulce dolor, las manos crispadas por el esfuerzo de estar aferrada a la sabana de la cama.

Quiso levantarse, pero Ernesto la tomo de la cintura con fuerza y ejerció más presión, entrando mas en ella, hubo un pequeño forcejeo entre los dos en donde mi mujer quiso levantarse y Ernesto no la dejo, lo que ocasiono que mi mujer se quedara quieta sin moverse.

Sus ojos lagrimeaban, no logro contenerse y comenzó a llorar, jalando aire con su boca.

Ernesto simplemente le fue hundiendo su verga, que al principio no entro, pero fue empujando hasta que por fin logro meterle toda la verga en su culo.

Mi mujer lo regreso a ver, con los ojos llorosos, por favor espera, despacio. Es mucho para mí. Déjame reponerme.

Estuvo dentro de ella sin moverse, quieto, hasta que mi mujer comenzó a mover lentamente sus caderas,

Y comenzó a cogerla del culo, la afianzo de las caderas, se subió sobre la cama, y la comenzó a coger, despacio, le metía su verga y se la sacaba lentamente y se la volvía a meter, hasta que poco a poco mi mujer dejo de quejarse y el comenzó a cogerla con mas fuerza, no se si uno de los que este leyendo mi relato a estado en una situación como la mía pero mi verga estaba a punto de estallar y me comencé a masturbar, mientras escuchaba los gemidos de mi mujer cada vez que Ernesto se la metía.

Me dio un olor a mierda, mire la verga de Ernesto y mire como esta tenía residuos de excremento del culo de mi mujer.

Se limpio su verga con la sabana de la cama y comenzó una vez más a ensartarla del culo. Mire como el trasero de mi mujer se partía en dos, ante la verga de mi amigo, me dedique a mirar sus reacciones, que no contemple mucho su culo cuando la cojia.

Escuche el grito de Ernesto, cuando estaba por venirse.

La afianzo con fuerza y se vino dentro de su culo.

Me aleje unos pasos, mi mujer seguía acostada sobre la cama, reponiéndose de la cogida, aprecie su culo, su pequeño y enrojecido ano, ahora distendido, destilando leche, ella voltio me miro, me ofreció su mano y yo camine unos pasos y le tome la suya. Me acosté junto a ella. La abrase, la bese y me quede acostado con ella toda la noche. Ernesto me hizo señas de que se tendría que ir y yo le conteste que estaba bien. Me sorprendió la mañana abrazado a mi mujer, me gano el morbo por ver como tenia el culo, que me acerque lo mas que pude a su trasero se lo abrí con mis manos, mire como el hoyo de su culo, estaba reventado, con pequeñas grietas en los bordes.

Se despertó, cuando mis dedos tocaron su esfínter, hizo intentos de pararse de la cama pero me indico que le dolía la cola, le di la mano y la ayude para ir al baño, nos bañamos juntos, le lave su culo, le pase mis dedos por su ano, despacio me arde, me duele.

Alos dos meses recibimos la noticia que estaba preñada, nos dio una alegría enorme. Gracias a dios esta vez fue un final feliz, tuvo una niña.

En casa de mis suegros todo fue felicidad y en mi casa ni se diga.

Ernesto fue su padrino de bautizo y nosotros fuimos sus padrinos de boda.

El día de su boda, Ernesto me dio una sorpresa, que jamás imagine.

Para mi fue algo que me sorprendió, por causas del trabajo no salio de luna de miel, por los pendientes que tenia por lo que aplazo su viaje en una semana.

Pero hizo reservaciones en un hotel para pasar la noche de bodas con su flamante esposa.

Durante la boda y la fiesta mire como comenzó a insistirle a su mujer que brindaran no se me hizo extraño por que era su noche, estaba a punto de retirarme cuando el me pidio de favor que lo llevara al hotel le indique que llevaría a mi esposa y a la niña a la casa y regresaba por el.

Tarde como una hora en ir y regresar, cuando llegue al salón, no lo mire y creí que ya se había retirado, estaba por irme cuando me llamo, comenzamos a subir los regalos mas importantes a mi auto, y fue por la novia, mire a su esposa sentada, casi dormida, rodeada de familiares, cuando Ernesto se acerco le comente le paso algo a tu mujer.

Lo que pasa es que bebió de mas me contesto.

Fue por ella y nos dirigimos a mi auto, se subieron y por todo el camino su mujer no dejo de abrazarlo pero era un hecho que estaba muy bebida. Cosa rara en ella por que no tomaba. Era vegetariana.

Por fin llegamos al hotel los ayude a subir, tomamos el elevador y nos fuimos a la recamara, pensé que no me dejarían subir por no ser huésped, pero nunca me detuvieron, por lo que subí con mariza la mujer de Ernesto.

Llegamos a la habitación, Ernesto abrió la puerta, y nos metimos entre los dos cargamos a maritza y la llevamos a la cama. La acostamos, los deje solos, y me sali de la habitación, no te vayas me dijo Ernesto dame unos minutos.

Creí que me diría algo del trabajo, algún pendiente.

Salio de la habitación, en vuelto en una bata, sirvió dos copas, me dio una y brindamos, gracias por elegirme para padre de tu hija, fue para mi un placer estar con tu mujer en la intimidad. Jamás he olvidado ese detalle, y quiero devolverte el favor.

No te ofrezco a mi mujer conciente, como lo hizo tu mujer por que maritza no aceptaría que tu la cogieras, pero yo quiero que tu la disfrutes, como yo disfrute de tu mujer.

Mi primera reacción fue, estas loco. Como crees. No olvídalo no me estoy cobrando lo hicimos por gusto.

Tomate tu copa y ve con tu mujer yo me retiro.

Quise darme la vuelta, pero no me dejo, ven es enserio, camine detrás de el. Entramos a la habitación, ahí estaba maritza, acostada sobre la cama completamente desnuda.

Ernesto se acerco a ella y le separo las piernas, dejo su sexo ante mis ojos, fue mas de lo que pude resistir, me gano la excitación, el deseo de poseerla, de cogerla se me nublo la vista pero a un tuve un momento de lucidez y regrese a mirar a Ernesto y le dije pero antes cogela tu primero.

Es tuya me dijo, me desvestí, estaba temblando, tenia miedo que se fuera a despertar y se hiciera un escándalo।

Como Ernesto miro que no me animaba se acerco a su mujer y le saco una fotografía con la luz del flash, maritza ni se movió, ante la luz eso medio mas valor y me acerque a ella comencé por mamarle su sexo, sus senos, la bese de los labios, jugué con sus senos, lenguete todo su sexo, le abrí con mis manos sus labios íntimos y me dispuse a cojerla.

Comencé a ejercer presión con mi verga, sobre sus labios vaginales, y logre meter la cabeza, comencé mover mi pelvis para ensártala toda y sentí un tope, como una barrera.

Saque mi verga mire a Ernesto, pero es virgen le dije, esto debes hacerlo tu.

No me contesto, estamos a mano. El día que le rompí el culo a tu mujer jamás lo he olvidado.

No lo pensé me subí sobre su mujer comencé a ejercer presión con mi verga, hasta que la desvirgue y mi verga se encajo en lo mas hondo de su vagina.

La estuve cogiendo, mientras Ernesto me miraba como me cogia a su mujer.

Y Me vine dentro de ella, me acosté a su lado. Al instante que yo termine el se subió sobre ella y la cogio igualmente hasta llenarla de su leche.

Hemos guardado muy bien el secreto. Hasta ahora han pasado 3 años de todo lo que les he narrado. Seria mentirles si les dijo que Ernesto no regreso a la casa a coger con mi esposa después de su embarazo, lo hizo mientras no estuvo casado, después de su casamiento, su esposa, era muy celosa, por todo le hacia un escándalo.

Pero mi mujer solo le permitió cogerla de su culo esa única vez.

Ernesto tuvo que salir del país, consiguió un empleo en una empresa transnacional, mantenemos contacto con el por medio del teléfono y del correo electrónico.

Esta es mi historia que junto, a mi mujer me ha tocado vivir, estamos abiertos a conocer sus opiniones sobre un tema del que sea escrito y narrado varias veces, pero quise narrar el mió tal y como lo viví en carne propia.

Hemos vuelto a platicar sobre la posibilidad de un nuevo embarazo, pero no hemos aun decidido cuando se podría dar.

Oscar y Mónica.

monica82yoscar@hotmail.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso es muy askeroso espero ke se arrepientan de otra manera ke askerosos son era mejor una adopsion la palabra de Dios dice ke eso es un delito fatal ante el asi ke seran jusgados komo les toka

Anónimo dijo...

Que bonito es cuando el amor es puro.
Morboxillo@gmail.com

Anónimo dijo...

es genial es muy bueno el relato tienes talento

Anónimo dijo...

pues felicidades. en caso de estar en una situacion como la de ustedes yo tambien permitiria que mi esposa tuviera un hijo de otra persona.

Anónimo dijo...

Que tonto pensar asi.asqueroso?pobre ser que no sabe disfrutar de la sexualidad ni la vida.estar asustado por un dios que no existe y que solo le metieron esas ideas desde pequeño para esclavizarlo.felicito a la pareja por tomar esa decision.

Todo asombroso