Video Relato

anuncio

Mi primita consentida

.

Comienzo este nuevo relato agradeciendo una vez más a todas mis lectoras y lectores, al igual que a quienes me han dedicado algún comentario, opinión o mensaje. Gracias. Por tal razón me inspiro a seguir entregando parte de mi historia como "Mujer bisexual".

Para aquellos que aun no me han leído, solo resumo que desde hace más de tres años comencé a desarrollar mi bisexualidad, gracias a la ayuda y la comprensión de mi novio, con el que vivo desde hace algún tiempo. Desde entonces él ha sido cómplice y copartícipe de mis más ardientes deseos hacia las mujeres y juntos hemos compartido deliciosos manjares femeninos.

Era día de las madres y solíamos ir a casa de mi abuela para reunirnos toda la familia. Recién llegamos mi novio y yo, comencé a ver a personas que no conocía, quizás son familiares míos que hace años no veo, le dije a él.

Salude a los que conocía, me presentaron a otros y reconocí a algunos que llevaba tiempo sin ver, pues había estado fuera del país un par de años. Era mucha la gente que había, niños, adolescentes, personas adultas y ancianos, incluyendo a mis abuelitos.

Entramos en la casa buscando a mi abuela para felicitarla y al salir, mi novio me hizo una seña tocándome con su codo, lo miré y seguí su mirada fija en punto, encontrándome con unas piernas largas bien estilizadas, un abdomen plano al descubierto con un pircing en el ombligo, una piel morena y un cabello negro, suelto, casi hasta la cintura… labios gruesos, boca grande y apetecible, ojos redondos con unas pestañas largas que me llamaron a la distancia, moviéndose de arriba abajo

Uuuuyyyy ¿y esa quien es? - dije dirigiéndome a mi novio

Si no lo sabes tú - respondió él

No creo que la conozca, ese cuerpo alto y voluptuoso, lo reconocería a mil metros

Diciendo esto vi como se acercaba la chica hacia donde estábamos nosotros

Hola prima… ya no saludas – me dijo

Oh… eh… prima¿?- respondí balbuceando y un poco confundida

¿No me reconoces? tanto tiempo tenemos sin vernos? Y eso que era tu primita consentida.

Dios no puede ser… Desi?… Desirée?

Jaja, sí, ¿por qué te sorprendes?

Cómo por qué, la última vez que ti vi tenías 13 años y medías poco más de un metro… ahora cuanto mides?

1.72… y acabo de cumplir 18

Que impresionante!!! como pasa el tiempo, de cara te ves muy parecida a cuando estabas niña, excepto porque tus facciones ya te hacen ver como una mujer

Soy una mujer prima y bien mujer…

No lo dudo – dije casi entre dientes, mordiéndome los labios para controlar lo que me provocaba, pues mi primita sí que había crecido y cómo le caía de bien

¿Y él… anda contigo…? – preguntó mirando a mi novio de pies a cabeza, con un morbo que pude descifrar en su expresión.

Sí, es mi novio

Hola- dijo él extendiéndole la mano

Hola, mucho gusto… primo? jajaja

Jaja, llámame como quieras, es un placer conocerte- dijo él muy caballerosamente pero sin seguirle el juego a la maliciosa prima que incitaba a jugar, con sus ojos y su risa, coqueteándole descaradamente delante de mí.

Las dejo, voy a saludar a los demás, nuevamente encantado de conocerte- enfatizó mi novio mientras le daba nuevamente la mano y se marchaba.

La observé como lo seguía con la mirada, como si yo no estuviera frente a ella, de repente volvió su rostro hacia mi como cayendo en cuenta de mi presencia, se puso seria y se excusó para irse.

Minutos más tarde me acerque nuevamente a mi novio

¿Que pasó con tu primita? Preguntó con una sonrisa provocadora

Pues nada, eres tu la miel que ella se quiere comer y yo la abeja que te está cuidando y que ella siente que debe esquivar

Si es así, mejor para ti, ya tienes el señuelo

Y cómo se supone que le haga? Después que te fuiste se te quedo viendo descaradamente como si yo no existiera y luego ni reparó en mi. Como voy a usarte de señuelo si le importa un pito que seas mi novio, si quiere te buscará por su cuenta, se lo vi en la cara; se distanció de mí precisamente porque le gustaste.

Pues yo no voy a seguirle el juego, así que si te gusta tu prima, utiliza eso que dices que percibiste para acercarte a ella; aunque yo creo que ella hace lo que se le viene en gana y ¡qué ganas las que tiene! se le nota hasta en el andar.

Eso es cierto, nunca me había gustado una mujer tan cercana a mi, pero de verdad que la miro y se me hace agua la boca, cual dulce listo para ser devorado- dije mirándola de lejos

Las mujeres se atraen por sí solas, aunque muchas cuando se dan cuenta de que se sienten atraídas, se alejan, pero no hay barreras entre ustedes, ni raza, ni consanguinidad que las separe, al contrario, mientras mas cercanía haya, por amistad o cualquier cosa, será mayor el disfrute y la complicidad – puntualizó mi maravilloso compañero, como siempre con la frase perfecta, en el momento más oportuno.

Me quede en silencio un momento mientras seguía observándola de lejos, me provocaba comerme esa boquita y que con ella me comiera a mi completita… ¿Cómo hago para llamar su atención sabiendo que me esta evitando a propósito…? – pensé.

- Buenas tardes!- dije acercándome al grupo donde ella se encontraba, salude a otra prima que no había visto y mientras tanto, vi como Desi se alejaba nuevamente de mi y se acercaba a mi pareja aprovechando mi ausencia; parece que le ofrecía algo de tomar, cosa que ni yo había hecho por andar embobada con la relajada de mi pariente, que ahora ocupaba mi puesto a su lado.

Me regresé a donde ellos estaban, sin ánimos de darme por vencida y antes de llegar, ella se levantó dejándome el puesto y ofreciéndome una cerveza, para tener una razón para retirarse.

Esta bien, gracias. Te acompaño. No podrás con las tres botellas- le dije

Ella ni se inmutó, siguió caminando como si yo no fuera a su lado, sacó las cervezas de la cava, me dio dos a mi y me dijo que iba al baño.

-Ok, te espero

- No tranquila, ve tú con tu novio

Ufff ya me estaba exasperando. Me regresé obstinada donde él estaba, extendiéndole la mano para darle la botella.

¿Que pasó? Te rebotó otra vez?

Sí, que rabia, no haya como quitarme de encima y yo tampoco voy a estar toda la noche detrás de ella como una imbécil

… te gusta?- me preguntó

Sabes que sí pero…

Actúa con inteligencia… tu sabes lo que quiere, pero ella no sabe lo que tú quieres, demuéstrale que no estás celosa, que no te importa que mire a tu pareja, que puede hacer lo que quiera, pero no se lo digas, solo haz que lo entienda y atrápala como haces con las mujeres, sé tu misma no te pongas nerviosa, domínala como a veces te gusta hacerlo, no dejes que ella te lo haga a ti.

Ok, voy a intentarlo, gracias mi amor

Entré a la sala de la casa donde ella se encontraba, todos los demás estaban afuera.

¿Qué haces?- le pregunté

Nada, me estoy arreglando las cejas, no me dio tiempo hacerlo antes de venir- (sostenía un espejito con su mano)

Y que te estás arreglando si las tienes preciosas, á mi sí que me hace falta, mírame nada más

Sí, te hace falta un toque- dijo pasando su pulgar por mis cejas

Pues entonces no se diga más, yo te ayudo a ti y tu a mi

Me senté en el mueble a su lado aprovechando la buena racha y ella recostó su cabeza en mis piernas… se veía preciosa desde arriba, entre mis pechos y mi sexo.

Comencé a quitarle los pelitos que tenía de mas, mientras le hablaba de todo un poco; en minutos la estaba haciendo reír y cuando lo hacía se abrazaba a mi desde la misma posición donde se encontraba, haciendo que mis tripas se apretaran fuerte por el contacto, que hacía erizar todo mi cuerpo.

Tú si eres loca… dices cada payasada… porque no me cuentas cómo te fue en el viaje que hiciste

A medida que la conversación se extendía yo me acercaba más a ella, me di cuenta como se sentía a gusto conmigo y me preguntaba por qué me había estado esquivando… ¿tanto le gusta mi novio… y tan celosa me creía a mi…?- pensaba

- Me fue maravilloso- le respondí- … ya sabes lo divino que es viajar y conocer lugares hermosos y pues, con ese hombre que a mi me acompaña.. que te puedo decir? cuando no estábamos ocupados en el trabajo o disfrutando de las bellezas del lugar, estábamos teniendo el sexo mas rico que te puedas imaginar…

- Me estás ruborizando, mejor no cuentes dinero delante del pobre, cambiemos de tema.

- Por qué, ¿acaso te excita?

- Claro que me excita, crees que soy de piedra? Y yo aquí no tengo con quien desahogarme- dijo ya como lanzando el anzuelo… y eso que era yo la que estaba pescando.

- Pues si quieres te lo presto… con lo rico que es hacerlo con él, no me importa que haga disfrutar a otras como lo hace conmigo

- Estas loca, como crees… ¿tú eres capaz de compartirlo?

- Claro que sí, eso no se desgasta, además no soy para nada celosa

- Que loca que eres en verdad, mejor cambiemos de puesto que ya yo estoy bien así- dijo mirándose en el espejito de mano.

Me acomodé en sus piernas del mismo modo en que lo hizo ella conmigo y la rodee con mi brazo, posando mi mano cerca de sus nalgas, las cuales eran exquisitas, sin duda.

Oye, tu eres una mujer muy bella- le dije mirándola a los ojos- como voy a ser tan egoísta para quitarle a mi novio un manjar así de la boca… que disfrute todo lo que quiera y si me deja mirar mejor… (cuando dije esto deje caer mi mano más abajo tocando el inicio de su trasero, acariciándolo)

Ella se quedó fija en mi mirada, como para comprobar, que tan en serio estaba hablando.

Te gusta ¿verdad?- le dije

Bueno… me hace cosquillas

Ja ja, yo me refiero a mi novio, no a mi caricia

Ah… jajaja… es atractivo e interesante, que te puedo decir? - dijo sonriendo, mientras sus ojos brillaban sin cesar, estaba excitada, no cabía duda-

Pero de ahí a lo que tu dices nada que ver, nunca estaría con el novio de una amiga, menos de una prima- dijo.

Que tonta eres

De verdad te apetece mirarlo haciéndolo con otra?

A mi, claro que sí ¿te apetece a ti que los mire?

Un ruido nos hizo voltear rápidamente hacia atrás, entraba mi abuelo diciendo que la fiesta era afuera, que saliéramos del cascarón

Pues hagámoslo, salgamos del cascaron, dije mientras le daba una palmada en sus preciosas nalgas cuando pasó frente a mi

Al salir la invité a sentarnos junto a mi novio, me dijo que iba por unas cervezas que la esperara allá, al llegar donde él estaba le dije:

Por lo menos ya no me esquiva, admite que le gustas, pero no creo que haya oportunidad conmigo, a lo sumo me dejará mirar si es que acepta hacerlo contigo, solo quiero que me hagas ese favor, quiero que te la cojas por mi.

Tranquila, no te des por vencida

Ella llegó al sitio, se sentó frente a nosotros formando un triángulo y lo miró a los ojos mientras tomaba de su cerveza. Desde un grupo me llamó otra prima para presentarme a su novio y me fui dejándolos solos

Quedas en buenas manos, literalmente hablando- le dije en el oído antes de irme, ella sonrió con malicia

Demoré aproximadamente diez minutos lejos de ellos, ya estaba desesperada por volver, pero sabía lo bien que aprovecharía mi novio ese tiempo a solas con ella.

¿Me extrañaron? – les pregunté al sentarme nuevamente en aquel triangulo que me estaba dando una de mis mejores calenturas.

Claro que sí, especialmente tu primita que estuvo a punto de irte a buscar

Claro, te tardaste mucho - dijo ella riéndose, yo no entendía el juego, solo reía y escuchaba

Sabes que tu prima es muy parecida a ti- me dijo mi novio

Ah si? Y en que será?

Las dos tienen la misma fantasía- dijo él con esa expresión tan sexy que me encanta

Tosí con la cerveza que había entrado en mi boca, no perdía la capacidad de asombro de lo que mi novio era capaz de lograr con solo un par de minutos, ella se carcajeó con mi reacción.

Viste, te dije que se iba a sorprender- le dijo mi novio mientras se levantaba a buscar otra cerveza

¿Y cuál es tu fantasía?- le pregunté mirándola con una seducción que nos ató a ambas al instante

Quiero tener sexo con una mujer- dijo acercándose a mi rostro y mordiendo su labio inferior… mmm como quisiera ser yo la que acariciara con mis dientes y mi lengua esa boquita deliciosa, en este mismo momento (pensé). Ella continuó diciendo:

También me he imaginado muchas veces como sería hacerlo con una pareja, como ustedes, nunca me habrías pasado tu por la mente como una opción, no porque no seas atractiva, en verdad lo eres y me gusta como te desenvuelves, pero me parecías muy seria, así que no se me hubiera ocurrido que a ti te provocaran ese tipo de "cosas".

Me provocas tú… y ya ves, las apariencias a veces engañan - le dije y acercándome a su oído, con una voz sensual y llena de excitación continué - Te he perseguido toda la tarde, ya es de noche y solo estoy pendiente de ti… me tienes loca, con esa cara sensual, esa boca, ese perfume, tu culo tan provocativo que me llama cuando caminas dándome la espalda, resistiéndote a mi… con todo tu cuerpo me has hecho sudar y mojar todo el día, quiero comerte toda.

¿Y como hacemos?, aquí no puede pasar nada, hay mucha gente, mejor cuadremos para otro día y nos vemos

No, no, no de ninguna manera, ya encontraremos la forma

Pasaron un par de horas y ya quedaba poca gente, algunos se habían marchado y otros habían ido a dormir. El plan era esperar a quedarnos solos, no podíamos irnos ya que estábamos en un pueblo a tres horas de donde vivíamos y los más allegados se quedarían, entre ellos nosotros tres.

El tiempo trascurrido, en lugar de aplacar mis deseos, me tenía aun más excitada, pues ella se encargo de mantenerme encendida, con jueguitos, miradas y comentarios subidos de tono. Bebíamos de una sola botella que ella guardaba entre sus piernas y cuando se la quitaba, rozaba con mis dedos su sexo y luego ella hacia lo mismo conmigo.

Ya casi no queda nadie. No pueden tocarse una a la otra aquí, pero desde donde están, pueden acariciarse ustedes mismas sin que nadie las vea- sugirió el oportuno de mi hombre, que observaba como se calentaba cada vez más el ambiente, en aquel triangulo sexual.

Sin dudarlo ni un momento, ella metió su mano dentro de su pantalón y yo hice lo mismo conmigo. La observaba sacando la punta de su lengua, mojando sus labios, cerrando sus ojos y trasformando sus gestos en puro placer, mientras yo conseguía un orgasmo intenso y silencioso, mirándola masturbarse frente a mi y deseándola más cada minuto. Luego llegó su turno al clímax… apretó sus ojos y mordió sus labios para no gritar, al final de sus convulsiones contenidas y aun con la sensación que cubre el cuerpo femenino después de un buen orgasmo, abrió nuevamente sus ojos buscando mi mirada, intentando regalarme la última gota de su éxtasis… ese orgasmo me dejo aun más excitada y sus expresiones me hacían sentir ganas de devorarla allí mismo.

¿Me acompañas al baño?- le dije recomponiéndome un poco

Claro, vamos

El baño estaba ocupado, salimos de la casa nuevamente y nos sentamos en otro espacio desde donde nadie se veía. Mi novio estaba parado allí y nos dijo que siguiéramos disfrutando, que allí sí podíamos acercarnos más, que él nos avisaba si alguien venía. Nos sentamos frente a frente y nos atrajimos con desespero, poniendo cada una la mano en la cabeza de la otra, para unirnos en un beso animal, apasionado, deseado; saboree su lengua con un gusto exquisito y mordí sus labios sin querer soltarlos, eran una delicia tal como lo imagine… ella desabrocho mi pantalón, muy hábilmente metió su mano dentro y comenzó a masturbarme con fuerza y suavidad al mismo tiempo; metió uno de sus dedos en mi sexo empapado y seguía besándome, la boca, el cuello, el lóbulo de la oreja, me estaba comiendo mi prima y yo estaba en el cielo… jadeaba tragándome todo el placer para no gritarlo, ella ahogaba mis quejidos en su boca y yo seguí ese movimiento rítmico que ella inició con su mano en mi sexo, que rápidamente me llevó a un nuevo orgasmo…

Cada vez estaba más excitada… no podía parar, ahora yo la tocaba a ella; que ganas tenía de quitarle toda esa ropa y saborear todo su cuerpo de mujer, recorrerla con mi lengua toda y reconocer en su piel, en su aroma de hembra apasionada, cuánto había crecido mi prima. La deseaba, metí dos dedos de un solo golpe en su entrepierna la cual los recibió, entre jugos y sudor, con un jadeo que no pudo reprimir; la bese para callarla e intensifiqué mis movimientos haciéndola respirar cada vez mas fuerte y apretar mi mano contra ella; movía sus caderas como una diosa del sexo, me estaba volviendo loca con esos movimientos y como si fuera poco me dijo al oído, -ésta es por ti primita- se aferró a mi cuello succionándolo fuerte y con esa pasión que parecía infinita, acabo en mi mano.

Nos recuperamos y arreglamos nuestras ropas, mientras miraba como novio ya no podía disimular su erección, mucho estaba aguantando y con esa escena frente a sus ojos no era para menos…

Tengo una idea - les dije, mientras limpié mis manos y caminé hacia las únicas personas que quedaban en el lugar, entre ellos mi hermano y unos primos

Muchachos, nosotros vamos con Desi a la farmacia a comprarle algo para el dolor de vientre, pobrecita tiene rato con malestar y no tiene analgésicos

¿No quieres que vayamos nosotros? - preguntaron

No gracias, ustedes están bastante tomados, es mejor no manejar así, no hay problema yo me conozco por aquí, estaremos bien

Ok, tengan cuidado

Nos montamos los tres al carro, yo de copiloto y ella atrás fingiendo dolor. Salimos de allí y le dije a mi novio que se estacionara en una plaza detrás de un mural que estaba como a seis cuadras de casa de mi abuela y donde quedábamos escondidos a la vista de los carros que pasaban, eran las dos de la madrugada.

Él se estacionó y yo sin bajarme del carro, me pasé como pude al puesto de atrás y me lancé sobre ella, mi prima, nos besamos desesperadamente, como si fuera la primera vez, aun teníamos muchas ganas las dos, comenzamos a quitarnos la ropa lo mas rápido que pudimos sin dejar de entrelazar nuestras lenguas… al descubrir mis senos ella se prendió de ellos, besándolos y chupándolos con lujuria mientras me decía…

- Que rica sabes primita, como me excitas, tienes un cuerpo hermoso y provocativo

- Tú a mi me encantas, me estas haciendo delirar, que lengua tienes, como mueves los dedos, como hueles-

Besé sus senos que no eran muy grandes, pero cabían perfectos en mi mano, la acosté en el cojín y me puse encima de ella, terminé de desnudarla y ella a mi, pegamos nuestros clítoris y comenzamos a movernos como si la estuviera cogiendo con un pene, frotamos nuestros sexos chorreantes de placer y ella me apretaba por mis nalgas hacia ella, abriendo las piernas lo mas que podía, mientras me decía, -cógeme primitia, cógeme así… ahh, ahhh que rico… fui al primera en venirme, luego llego ella.

Me levanté y le dije al oído: es todo tuyo- enseguida se acercó hacia donde estaba mi novio, quien seguía en el puesto del piloto pero girado hacia nosotras, ella lo besó, pude ver sus lenguas enredarse y mi clítoris empapado e hinchado volvió a encenderse pidiendo más; él inclinó el puesto totalmente hacia atrás y ella bajo el cierre de su pantalón, le sacó el pene erecto, se lo metió en la boca y comenzó a mamarlo mientras se acomodaba en cuatro… yo empecé a masturbarme de nuevo y con la otra mano tocaba el sexo de mi prima que estaba apuntando hacia mi, al igual que su culo bello, provocativo, jugoso; sin titubear metí mi lengua en su coño moreno, disfrutando del sabor y el olor a sexo de quien en ese momento sentía mi mujer, chupé sus labios, su clítoris, pasaba mi lengua desde su sexo hasta su culito, apretando con mi mano sus nalgas y dándole fuertes nalgadas. Ella seguía mamándolo, cada vez mas rápido y mi novio jadeaba, acariciándome la espalda y mi trasero, ensalivó un dedo y lo metió en mi culito sabiendo que me yo me estaba acariciando el clítoris y todos comenzamos a movernos más rápido, el olor a sexo invadía el interior del vehículo, mi prima se vino en mi boca y yo en mi mano y la de mi novio, ella se acomodó y se sentó sobre el huevo metiéndoselo hasta las entrañas, saltaba y jadeaba fuerte, haciendo que mi novio intensificara también sus movimientos… cabalgó encima de él diciendo lo rico que era meterse el huevo de su primo…

- Ahhhh… que divino es este hombre, gracias por prestármelo, le voy a acabar encima- y comenzó a dar gritos de placer, la bese nuevamente para callarla y ahogar su orgasmo en mi boca, me separé de ella un poco y le dije, síguete moviendo ahora le toca a él… entonces iniciaron nuevamente sus movimientos, yo besé a mi novio y luego a ella, quien le decía - Te gusta como me cogí a tu novia… esta rica, solo me falto chuparle el coño… mmmm… cómo lo deseo.

Se seguía moviendo mientras agarraba mis tetas en sus manos y las metía en su boca como podía, por segundos; sentí contraer a mi novio y vi en su expresión que iba a terminar; mi prima, en pleno orgasmo de él se vino de nuevo mezclando así sus líquidos con el semen y restregándolo por ambos sexos…

Exhaustos aún y controlando un poco nuestra acalorada respiración, volvimos a casa de mi abuela, aun estaban allí mis primos y mi hermano, quien me preguntó:

¿Qué ha pasado?, me tenían preocupado, tienen los teléfonos apagados

Es que no tenemos cobertura aquí, pero ella esta mejor, no encontramos farmacias abiertas por aquí y tuvimos que ir al otro pueblo.

Y ya estás mejor?- le pregunta a ella

Uy si, es un alivio, sentía que me explotaba por dentro cuando salí de aquí- dijo mirándome con una complicidad y morbosidad, que desde esa noche se quedó para siempre con nosotras.

Se convirtió en uno de mis mejores vicios, en una excelente amante. He tenido su cuerpo esa noche y muchas más; todo lo que falto por hacer esa primera vez, lo disfrutamos repetidas veces en otros momentos, en mi casa, en mi cama, en el baño, en el mismo carro en una posterior visita a aquel pueblo…

Hace más de dos años que nos devoramos en cada encuentro; cada vez que podemos nos regalamos una maravillosa escena de sexo, a solas o con mi novio y ahora más que nunca sigue siendo… mi primita consentida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mejora tu vida sexual en 10 pasos

Aviva tu relación con juegos en pareja. Encuentra los mejores tips para que el sexo mejore en tu relación.

Reunimos los 10 mejores consejos para darle un nuevo giro a tus encuentros con tu pareja.

1. Vuélvete irresistible con lencería de seda. Si te sientes bien, a gusto, estarás de ánimo sensual, lo que derrite a la mayoría de los hombres.

2. Ama tu cuerpo. Las mujeres que destilan erotismo dentro y fuera de la cama se sienten bien consigo mismas. Para empezar, párate desnuda frente al espejo y mírate a través de los ojos de tu pareja: descubre cómo te ve de atractiva... y seductora.

3. Enciende su imaginación: dile con todo detalle lo que quieres que te haga en la noche...

4. Sedúcelo durante la cena. Sonríele, toma su mano y pasa suavemente tu lengua por la parte interna de su pulgar; luego sube y baja por el dedo. Después, rodéalo y envuélvelo con tus labios.

5. Ofrécele de comer alimentos que puedas darle con los dedos: ostiones, langostinos, uvas, fresas, chocolates... y cualquier otra cosa que se te antoje.

6. Pon sábanas de seda en tu cama. La sensación bien vale la pena.

7. Hazlo temblar y estremecerse: con un cubo de hielo en tu boca, besa tooodo su cuerpo...

8. Cumple una de sus fantasías: haz que te desee como nunca mientras le haces un striptease lento, sin que pueda tocarte.

9. Haz sexercicios con la boca. Aumentará tu resistencia cuando le hagas sexo oral: saca la lengua lo más que puedas y aguanta; métela. Para fortalecer los músculos de los labios, aprieta la boca con fuerza y sostén cuanto puedas. Por último, empuja los labios hacia afuera, como dando un beso.

10. Toma la iniciativa: no dejes que siempre sea él quien lleve la batuta. No hay nada más sexy que una mujer que sabe lo que quiere en la cama.

Bonus: Habla, habla, habla durante el sexo. Sin duda le encanta saber cuánto disfrutas estar con él.

Tips que no debes olvidar

* Dale un masaje ¡Hazle saber cómo disfrutas consentirlo!

* Salgan a cenar solos y antes de entrar al restaurante dile que olvidaste ponerte ropa interior.

* Invítalo Comparte sus aficiones.

* Sorpréndelo con escenarios que dejen en claro tus intenciones: luces apagadas, velas suaves, teléfono descolgado y tú con un vestido ligerito.

* Pregúntale: ¿Qué puedo hacer hoy para complacerte? Luego cumple su deseo.

* Respeta sus espacios a solas y con sus amigos sin sentirte insegura.

* Mantén tu relación a salvo de chismes y prejuicios.

* Mantente atractiva, como en los primeros tiempos de la relación.

* Sedúcelo y disfruta cada minuto de intimidad con tu pareja.

Fuente:
www.feminis.com

Anónimo dijo...

Guía para lucir a la moda

Si lo que buscas es lucir como las celebridades, sigue estos consejos para verte bella, delgada y atractiva.

Tienes un armario lleno de ropa, pero no sabes la que favorece tu figura y te hace lucir más sexy. Sigue estos consejos y luce espectacular.

Curvas de tentación
Si tu cuerpo es curvilíneo como el de Beyoncé o Jennifer López, no te quejes y sácale provecho a esas caderas y nalgas.

Utiliza: Los básicos jeans ajustaditos harán que tus nalgas se vean con buena forma, también los vestidos en corte imperio lucen fantásticos y las faldas tubos son tu mejor opción.

El calzado es esencial, así que opta por vestir zapatos Peep-Toes (zapatillas de tacón con el frente descubierto), ya que los tacones estilizan la figura.

Alta y sin curvas
Si eso de las curvas no es lo tuyo, entonces tienes de aliadas a Mischa Barton y Cameron Diaz.

Utiliza: No tener curvas no significa lucir fatal, al contrario, tienes miles de opciones para vestir y lucir sensacional. Por ejemplo, puedes usar los básicos jeans a la cadera o a la cintura y puedes presumir shorts durante la primera, eso siempre y cuando tengas las piernas delgaditas.

Los minivestidos son una excelente opción, Barton los utiliza siempre y luce perfecta. Con estampados retro lucirás fashion.

Por tu estatura, no es necesario que utilices tacones, al contrario puedes utilizar lindas balerinas de distintos colores que harán lucir tus piernas, además, las botas estilo militar o las sandalias al ras del suelo son tus aliadas.

Bajita, pero picosa
Si te identificas con Salma Hayek o Scarlet Jojansson, por ser de baja estatura y tener un cuerpo curvilíneo de tentación, no te olvides de sácale partida a este detalles y luce sexy todo el año.

Utiliza: Los jeans, un básico en el guardarropa de toda mujer, debes utilizarlos a la cadera para que al usar tacones no te veas desproporcionada; pero si de elegancia se trata los vestidos que se ajustan en la cintura son perfectos para ti.

Los zapatos Peep-Toes con un taconazo son la mejor opción, ya que por su forma estilizan las piernas y te hacen ver alta.


TIPS EN COLORES:

Piel blanca.
Los colores intensos son ideales para tu tipo de piel, contrastan con tu claridad natural. El rojo y el negro son tu mejor opción. Si prefieres darle un toque de color a tu look puedes optar por los verdes, dorados y azules.

Pieles trigueñas
Te favorecen el blanco, rojo, rosa, lila, y azul.

Piel morena
Los tonos pastel junto con el amarillo, verde y blanco darán una expresión de sensualidad. No uses colores intensos, a menos que los mezcles con tonalidades claras, de lo contrario se endurecerán tus facciones.

Piel negra
Todos los colores les sientan bien, pero en definitiva lucen más los ardientes y brillantes como el naranja, amarillo o rojo. No temas usar color y luce espectacular.

Con estos prácticos consejos podrás lucir a la moda e igual de espectacular que las celebridades.

Fuente:
www.feminis.com

Anónimo dijo...

Guía práctica para un maquillaje perfecto

Para las mujeres es esencial lucir siempre bellas y bien maquilladas. ¿Cómo lograrlo sin tanto esfuerzo? Sigue estos consejos prácticos, harán que luzcas un maquillaje perfecto.

1. Prepara la piel con limpieza, tonificación e hidratación.

2. Usa corrector donde se necesite.

3. Extiende la base con los dedos o una esponja.

4. Aplica una capa de polvos sueltos.

5. Sombrea y delinea los párpados. Pon máscara de pestañas.

6. Peina las cejas. Si es necesario, cubre los huecos con lápiz o sombra.

7. Perfila la boca y rellena los labios.

8. Ruboriza las mejillas con blush.

Consejos fáciles

* El rouge no se fija bien sobre los labios húmedos o con restos de crema.

* Para que los labios se mantengan como recién pintados, empólvalos antes de poner el labial y luego fija el color pasando por la boca un cubito de hielo.

* Unifica el tono de tu pase con tu piel, maquillando el interior visible de las fosas nasales con un cotonete.

* Un blush de tono muy suave sirve para reducir el volumen de una frente ancha y elevar zonas hundidas, como un mentón pequeño.

* Disimula las arrugas con corrector: ponlo en la punta de un pincel y rellénalas. Utiliza el producto con moderación, si usas demasiado las resaltarás.

* En lugar de sombra aplica blush en el pliegue del párpado: da color, brillo y armonía al rostro.

Fuente:
www.feminis.com

Todo asombroso