Video Relato

anuncio

La chica TNT

.

LA CHICA DE TNT

Este relato lo escribo solo por que me nació el escribirlo, no para que sea valorado, ni criticado, solo para compartirlo con ustedes.

Ciudad de México primavera de 1996, por motivos personales deje de trabajar en el lugar donde estaba prestando mis servicios profesionales.

En el Inter. de buscar un atrabajo metí mi curriculum en una empresa de mensajeria por suerte me contrataron en ella con un buen sueldo y unas insuperables prestaciones.

El día que me presentaron a las demás personas donde estaría yo prestando servicios, grande fue mi sorpresa de encontrar a una ex compañera de escuela preparatoria, a la cual me acerque para que me fuera instruyendo en todas las actividades de la oficina.

-hola como estas me recuerdas de la escuela #8?

-claro que si como estas?

-muy bien, seremos compañeros de nueva cuenta, tu serás mi instructora en estos días

en lo que agarro el carril, esta bien o te molesto con esto?

-no para nada, al contrario, así nos ponemos al corriente de todo.

Los días transcurrían sin mayor novedad, hasta que un día la vi como ausente, ida pensando en otro mundo.

-Sony te pasa algo, te puedo ayudar?

-tu? Como si el problema es con mi pareja- me dijo en forma no cortante pero si muy seria.

-puedes contar conmigo- le comente

Soltándome a bocajarro la pregunta, -tu me ves bonita, deseable?-

-si claro, que si, por que lo preguntas?-

Diciéndome algo que apenas podría creer, ya que no cuadraba con lo que mis ojitos veían, -mi marido, ya no me desea, tiene más de dos meses que no me hace el amor-

Me soltó entre pucheros y lagrimas.

-Pero eso solo es tu imaginación- le comente tratando de conciliar la situación, para que me entiendan les diré como es mi amiga Sony, no es muy chaparrita tendrá 1.68 metros de alto un busto normal talla 34b si es que no me equivoco, una carita de niña asustada que no va de acuerdo al resto del cuerpo y un tremendo nalgatorio capas de hacer descarrilar un tren. Es una hermosura de nalgas.

Como al descuido se pego a mi cuerpo, entre sollozos, trataba de animarla con palabras, dulces, amigables. Se calmo un poco y la invite a tomar un cafe en la cafetería que esta en la esquina de la oficina, a lo cual acepto de buen agrado.

En camino hacia la cafetería, note los movimientos de su hermoso culazo, tomándola por la estrecha cintura, caminamos despacio, yo, sintiendo el vaivén de sus caderas, empecé a elucubrar ideas de como darle unas metidas de verga a ese culazo.

Una vez que llegamos tomamos una mesa, comenzamos a platicar de todo y nada, hasta que le pregunte que era lo que le pasaba ya que tenia días con ese estado de animo tan decaído.-te pregunte como me veías, que tal te parezco?-, a lo que conteste-me pareces súper, tienes una excelente cuerpo, una cara agraciada, una conversación amena, no se que mas para poder describirte.- termine de decirle

-mi cuerpo te parece bien?-

-si, EXELENTE, desde la escuela te admiraba, en especial, esa debilidad que a mi aqueja-

-Debilidad?.- pregunto ella.

-si, tu cadera, que me parece de lo más espectacular, es una especie de meta casi imposible de alcanzar, ya que tienes unas nalgas de campeonato y disculpa el atrevimiento-

-jajajaja, tonto- vamonos - dijo y regresamos a la oficina al regresar mire al cara de mi amiga, la cual tenia una rara mirada no se como describirla, ensoñadora, adormilada, pensativa, cachonda, si creo que eso es una mirada cachonda.

Supongo que fue mi imaginación o ese culazo se movía de ¿mas?

Pasaron algunos días más en la oficina, no pasaba nada fuera de lo común, terminando de adaptarme a mis responsabilidades, que por cosas eran compartidos con Sony.

En una de tantas reuniones de trabajo con mi compañera, tenia que pasar entre ella y un escritorio lo que hizo que involuntariamente le pegara mi paquete al turgente culo de ella, lo que le hizo voltear a verme con una mirada casi felina.

En una salida a comer la tome de la cinturita y apoyándome por completo en el nacimiento de su nalga, ella me mira y dice.-estas cómodo?- cambiando de tonalidades en mi rostro por la impertinencia de mi desliz retire mi mano de su cadera, -no, no la quites solo te pregunte si estas cómodo- -claro que lo estoy con esto empiezo a cumplir es fantasía que te mencione.- -Y cual es me dijiste- comentándole yo un poco apenado.-el tener en mis manos tus dos hermosas nalgas bien agarradas- y ella con esa soltura que ya le conocía me dijo al pie. – ¿Y que te lo impide?- aprovechando que caminábamos por un pasillo con poca iluminación, la tome de sus dos globos de carne dura y firme como cuando cargas una caja de cerveza entre tus manos.

-mmmmmhhhhhhh- dijo. -Siento rico mmmmmmmhmmmm,- que manos tan grandes tienes las siento muy duras. Aprovechando en el viaje le pegue mi paquete, que para esos momentos estaba muy duro, no es la gran cosa, pero les aseguro que es bueno.

Soltándola nos dirigimos al restauran de edificio. Terminamos de comer en silencio, regresamos a nuestras labores sin dirigirnos la palabra, hasta la hora de la salida,

En la que me dijo, -tengo algo que pedirte- dijo – quiero que me hagas el amor solo con tu boca ya que a mi marido esto le causa repulsión, no se porque- y quiero probar.

Le comente que en ese momento había demasiada gente a nuestro alrededor, si quería ir a algún lugar aparte.-no lo quiero aquí- será en otra ocasión porque nos pueden ver comente. Pero que tal mañana antes de entrar, como una media hora antes-

-sea una promesa-

Despidiéndonos nos dirigimos cada quien a su respectiva casa.

Como habíamos quedado llegue como 40 minutos antes de la hora de entrada, y grata fue mi sorpresa verla platicando con la señora de la limpieza ya que pensaba que no llegaría temprano.

-hola Sony, que hace aquí tan temprano-

-lo mismo digo-

-yo tengo un poco de trabajo y un asunto pendiente que me quedo de ayer- termine de por decirle ante la mirada de incógnita de la señora de la limpieza.

Una vez entrados en el edificio, nos dirigimos con premura a mi oficina. Poniendo el seguro una vez dentro.

Nos entregamos a un arrebato de pasión, yo intentando quitarle la ropa y ella besándome el cuello y la boca. Acomodándola de frente al escritorio y yo en su espalda, di comienzo a una exploración sensual de todo su curvilíneo cuerpo, poniendo especial énfasis en su duras nalgas. Ella apoyada con ambas manos en la superficie del escritorio, solo se limitaba a tener sus ojos cerrados.

Levantando la falda que traía puesta pude ver un bikini no sensual, pero si coqueto en el cual con sumo cuidado, metí mis dedos en el elástico de la cintura. Bajándolos hasta sus tobillos, despacio muuuy despacio, como sin prisa, mirando como su piel se erizaba, el la cual yo soplaba pequeñas bocanadas de aire caliente desde el nacimiento de sus nalgas hasta la curva de sus rodillas. De regreso recorrí a punta de besos el canalillo bordeado por sus nalgas, Su cabeza se echo para atrás dejando escapar un suspiro que de oírlo se me enchino el cuerpo, de pensar lo que mi amiga sufría, en el justo momento le di una pequeña mordida en sus nalgas, lo que hizo que ella botara las nalgas inconcientemente hacia atrás como buscando algo, pude oler ese olor a hembra hambrienta de sexo fuerte, de sexo caliente del que te deja con el alma en un hilo. Ella demostraba lo insatisfecha que estaba.

Continué con mi exploración bucal en toda la zona de sus nalgas y en el no tan depilado chocho, al tenerla recostada sobe el escritorio ya vencidas todas las defensas es que si quedaba alguna, le abrí sus nalgas y pude ver una apretado ano limpio, y un babeante choco al cual me dirigí sin medir consecuencias de mis locos actos, le recorrí desde el inicio del ano hasta el paradito clítoris. Haciendo que ella temblara de excitación con cada lengüetazo,- mmmmmmmmhhhhhhhppara ya no, déjame- decía la cachonda pero no se quitaba solo lo decía se aventaba mas hacia mi rostro que en este momento era una mascara de oloroso flujo.-mmmmmmyaaaaaaaaaa- diciendo esto se desmadejo, fue un orgasmo pletórico de sonido y temblores de cuerpo por parte de Sony.

Volteándose se recostó de lleno en el escritorio, yo que no soy de piedra me saque mis muy parados 16 centímetros de verga que como les comento es la mas normal del mundo, pero que no me ha fallado. Se la empecé a meter, a lo que ella parándose de inmediato me dijo. –recuerda te dije que solo con la boca- yo me quede como de a seis, ya que estaba con mi instrumento de fuera y como los perritos de carniceria mirando y con el chilito de fuera. –jajajajajajaja, sea pues, pero ya tendré mi venganza, cachonda-

-eso ya lo veremos cuando me decida a dártelo mientras no hay nada.- como ya era casi tiempo de que entraran los demás nos compusimos la ropa y yo con ese dolor de huevos me dirigí al baño a terminar de ajusticiarme con mano propia esta odisea.

Pero es solo esto el comienzo, ¿será solo una calentura mas de dos conocidos?. Ya les contare lo demás en su oportunidad.

Si es que existe otra jajajajajajja saludos.

¡MALDITA INCERTIDUMBRE DE SABER SI TU ME AMAS CON LA INTENSIDAD QUE TE AMO YO!

TodoRelatos.com© laager
(manuelguerrero_58@hotmail.com)

0 comentarios:

Todo asombroso